brecha 4 marzo 2016

Bajo el titular un tanto confuso de “Gobierno elabora ley que establece normativas específicas para aplicaciones informáticas”, en la web de Presidencia se anunció la intención del Poder Ejecutivo de establecer normas para la actividad de empresas extranjeras que ingresan a sectores de servicios que en Uruguay están regulados. Un caso paradigmático sería el de Uber, en el sector transporte, o Airbnb en el sector de alquileres temporarios y hostelería. Al respecto, el semanario Brecha elaboró un informe en el que fui consultada. Mi punto de vista es que hay que tener mucha cautela al generar legislación específica para las empresas que operan globalmente como intermediarias de servicios a través de Internet. Tan descabellado como prohibir o bloquear su actividad, puede llegar a ser la creación de normas “a medida” de los intereses de poderosas empresas orientadas al monopolio y a la re-centralización de internet.

En la nota no llegamos a hablar de posibles nuevas regulaciones que fomenten otro tipo de plataformas para la economía en red colaborativa, diferentes a las que el co-fundador de Sharable, Neal Gorenflo, llama “estrellas de la muerte”. Tal vez puede ser un buen tema para la tertulia “Tecnopolítica: el desafío del futuro”, que tendrá lugar el 29 de marzo en el Centro Cultural de España en Montevideo y en la que se presentará el libro de Natalia Zuazo: “Las guerras de Internet”. En esa ocasión compartiremos mesa de debate con Natalia y a Fabrizio Scrollini.