En las últimas semanas pasamos de los calores finales a los primeros fríos. En ese período estuve un poco alejada del blog y ahora dejo testimonio de que, por cierto, no estaba muerta ni estaba de parranda, sino trabajando mucho.

Una de las cosas que me tuvo absorbida fue la presentación de una carpeta para el concurso de proyectos expositivos del Centro Municipal de Exposiciones Subte, de Montevideo.

Lo lindo de este proyecto es que nace de un proceso grupal que lleva más de un año. Como pusimos en la carpeta: “Este proyecto surge de las conversaciones que cuatro artistas (más uno) solemos tener en un taller. En el transcurso de nuestras reuniones trabajamos el tema de la violencia y sus distintas manifestaciones, en oposición a la mirada de los medios masivos que reducen el problema a la cuestión del delito. La intención es abordar este asunto desde la sensibilidad de cada uno: la violencia que nos constituye como sujetos, la cotidiana, la del poder y la forma en que vivimos sus consecuencias a través del tiempo”.

El proyecto se llama “1×4+1 Conversaciones sobre la vionecia” y los que participamos somos: Yamandú Cuevas, Pablo Damseaux, Mariana Fossati y Marta Villa con la ayuda del inigualable Jorge Gemetto y la curaduría (gran privilegio para nosotros) de Nelbia Romero. Contamos con la ayuda de mi hermana Fernanda, quien hizo dibujos de planta y representaciones en 3D del proyecto, que está pensado para la Sala Cero del Subte.

No voy a detallar más porque mejor sería verlo, ojalá que en el Subte o en algún otro espacio montevideano. Solamente dejo algunas fotos y comentarios porque lo rico, lo precioso, lo interesante, fue el backstage de la intensísima actividad durante varios días en el Taller Ranchoaparte.

Muy serios los artistas…

De la cabeza al croquis y ojalá que a la Sala 0.

Té, cosas, lápices y las bases del concurso.

Obra en proceso.

Con ayuda de la casi arquitecta Fernanda Fossatti mirando los dibujos de planta del Subte.

Madrugadas escribiendo para la carpeta.

Nelbia.