A veces los artistas visuales no utilizan solamente pinturas, lienzos, papeles y mármoles para trabajar. Muchos hacen obras a partir de su cuerpo, objetos, espacio, tiempo y acción. La performance está ciertamente vinculada con las artes visuales, el teatro, la danza, la música, la poesía, el rito o la política, entre otros ámbitos y disciplinas En realidad pienso que la performance es metodología, más que una disciplina, y que se puede trabajar desde cualquiera de esos lugares. En mi caso trabajo la performance desde las artes visuales y me gusta utilizar el término “arte-acción”.Si bien no me considero una performer, creo que la acción es una herramienta creativa más  para integrarla a mis proyectos.
Después de dos años de no hacer ninguna performance, participé en el evento “Garage Artológico”, en Canelones, Uruguay, junto con una veintena de artistas. Comparto ese último trabajo en este post.

Radio de acción (performance)

Descripción de la acción: uno mis piernas y los dedos de mis manos con cinta adhesiva blanca. Pongo sal en una mano y a continuación aplaudo. Inflo un globo y lo suelto. Salgo de la habitación. Mientras la acción transcurre, un televisor muestra la siguiente animación, de manera repetitiva:

La consgina de este Garage era “Límites”. Esta obra quiere hablar de los límites que tenemos para actuar en el mundo hoy. El mundo del capitalismo mediático, en el cual odemos acceder a un montón de información, podemos ver y oír cosas que pasan en todas partes, así como comunicarnos en tiempo real con cualquiera y expresar sin barreras lo que pensamos y sentimos. Pero estamos limitados en el hacer. Por eso la cinta no tapa ni la boca, ni los ojos, ni los oídos, sino los pies y las manos. A veces la limitación es consecuencia de la coacción, la violencia, la pobreza; pero muchas veces viene del interior y nos la imponemos nosotros mismos. El caballo, que suele ser un símbolo de libertad, se traslada sin llegar a ningún lado. En un movimiento mecánico sin fin, la cabeza sale por la izquierda y vuelve a ingresar enseguida por la derecha. El globo inflado y desinflado señala una actitud caprichosa y descompromentida frente a los proyectos vitales. La idea es señalar el uso pobre y limitado que hacemos de nuestra libertad.