En la madrugada del 15 de julio de 2010 en Argentina se aprobó un proyecto de ley que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo en condiciones igualitarias a los matrimonios heterosexuales. Celebro la determinación de los senadores argentinos y espero que en más y más lugares del mundo sean reconocidos los derechos de los homosexuales a vivir su vida sin discriminación.

La sesión parlamentaria duró más de 10 horas y algunos canales de noticias la trasmitían en vivo y en directo, y a su vez éstos eran re-trasmitidos vía streaming mediante servicios como www.ustream.com. Justamente por ese medio es que seguí un rato las discusiones, que además eran interesantísimas, tanto por los argumentos favorables a la ley como por las fundamentaciones en contrario.  Dos cosas que me resultaron entonces sorprendentes: poder seguir minuto a minuto una discusion parlamentaria por Internet y que ésta me resultara interesante, quizás hasta atrapante. Tercera cosa para un grato asombro: poder seguir además, en paralelo al audio y video, los comentarios en tiempo real en Twitter y Facebook. Esto es posible gracias a una herramienta de “social stream” que se visualiza al lado de la pantalla de video de ustream. Por más información sobre cómo usar estas herramientas para trasmisiones online ver este artículo.

Si bien la mayoría de los comentaristas estaban a favor de la ley o eran claramente activistas, y más allá de que los medios sociales no creo que estuvieran influyendo en la discusión en el Parlamento, no dejó de tentarme el pensar en que existen reales posibilidades de que algún día suceda.

Dejo la captura de pantalla como mi humilde registro histórico para la posteridad.

Y salud al movimiento LGBT de Argentina y a todos los que tienen ahora una nueva oportunidad de integración social sin discriminación legal.